Macao tiene partes rápidas de una sola línea, partes muy sinuosas y angostas, y dos frenajes importantes, la curva Lisboa, luego de la extensa recta, y Melco Hairpin, la horquilla más cerrada y lenta del automovilismo internacional. En Lisboa se puede intentar pasar, aunque con gran riesgo de tener un contacto que termine con ambos autos en la defensa exterior, esa que se hizo famosa por numerosos embotellamientos en Macao. Melco, en cambio, casi no permite el intento porque quién se tira por dentro, probablemente no tenga radio de dirección para poder doblar. Entonces, pasar en esta pista es casi misión imposible, salvo si hay una diferencia de velocidad importante en la extensa recta compuesta de tres tramos, o si el de adelante tiene algún tipo de exceso o problema. La otra opción es largar muy bien y adelantar por derecho.

Bebu Girolami debió largar desde el puesto 15 por el cambio de motor del viernes, y no fue desde el 18vo lugar debido a que la FIA solo autorizó a los tres pilotos chinos que no clasificaron, a salir desde las últimas tres posiciones. El primer objetivo del argentino era pasar a los dos Honda particulares del Zengo Motorsport. El segundo, terminar la carrera sin errores que pudieran costar caros para el auto, de modo de complicar la performance de la Carrera Principal en la que largará desde el 10mo puesto.

Y así fue. Superó a los Honda de Szabo y Nagy en la largada misma y quedó P13. Delante suyo Ehrlacher iba a buen ritmo, especialmente por no tener kg contra los 80 del Volvo, y asumir el riesgo de pasarlo podía generar un toque. Al no haber podido girar en la Práctica Libre 2 y solo dar 5 vueltas de clasificación, para Girolami era una buena oportunidad para probar y comprobar maniobras y puesta a punto. Salió a correr con algunos cambios de puesta a punto pensando en el ritmo para el domingo, y a dar las 8 vueltas de carrera.

DECLARACIÓN DE BEBU GIROLAMI

“No había mucho por hacer. La verdad que me tomé la carrera con una mentalidad muy conservadora. Arriesgar el auto por pasar de P13 a P12 no tenía sentido. El equipo necesita el auto entero para ir a buscar puntos en la carrera principal, y entre todos decidimos probar un cambio de puesta a punto que pudiéramos usar mañana. Pasé a los dos Honda enseguida, sin riesgos, y decidí quedarme ahí dando todas las vueltas, y probando cómo iba el auto. Mañana, largando 10mos podemos aspirar a sumar puntos y si las cosas se dan, a mejorar algunos puestos. Hoy fue muy importante haber terminado enteros con los tres autos. Por suerte pudimos frenar a tiempo cuando Michelisz se cruzó y varios se lo llevaron por delante. Esas roturas son las que complican todo para los equipos. Esperemos hacer una buena carrera mañana.”

La Carrera Principal de WTCC se correrá en la mañana del domingo, pero la madrugada del sábado en Argentina, a las 23:30 hs.