Una decepción más, pero esto es parte de las carreras de autos. Bebu Girolami tuvo que abandonar la Carrera Apertura de WTCC en Nürburgring, y se quedó sin correr la Carrera Principal. La rotura de una goma delantera lo mandó contra los guard-rails cuando era segundo, detrás de Thed Björk tras liderar las primeras dos vueltas.

Los puntos en el campeonato no reflejan el potencial, como tampoco el desempeño de Bebu Girolami en su primera temporada en WTCC. Fue el único Volvo en llegar a las tres Q3 (Top 5) en clasificación antes de Nürburgring, una estrategia de no ir por un tiempo de punta sino en busca del décimo lugar, no le permitió acelerar en Alemania. Dos toques de otros autos que rompieron su suspensión en Monza y Hungría, cuando en autos de Turismo ese tipo de fricciones no deberían generar abandonos, le sacaron al menos dos podios seguros. Ahora una rotura de neumático, que desde el primer día en Nordschleife viene cuidando especialmente. De hecho, tanta fue la precaución, que Girolami fue el único Volvo que salió a correr con cuatro gomas 0km.

El golpe fue duro, a casi 45° contra la defensa metálica exterior de una de las curvas más rápidas. La goma explotó literalmente. Las ilusiones de sumar muchos puntos y al menos un punto, también. El daño en el auto fue suficiente para que el equipo no pudiera hacer nada para repararlo, y así Girolami se quedó sin correr la segunda carrera.

La doble victoria de Volvo con Thed Björk en la Carrera Apertura, y Nicky Catsburg en la Carrera Principal, pone al holandés al frente de la tabla de posiciones y al sueco en tercer lugar. Bebu ha quedado muy relegado, y la que podía ser su oportunidad de sumarse a la lucha con sus compañeros de equipo, ahora quizás determine un rol de mayor apoyo al objetivo del equipo, que a obtener resultados personales.

DECLARACIÓN DE BEBU GIROLAMI

“Seguimos sin poder sumar puntos, y perdiendo oportunidades claras de podio, por causas que no podemos manejar nosotros. Lamentablemente se rompió una goma, a pesar de haber cuidado mucho la exigencia en las primeras dos vueltas, porque desde el jueves hemos comprobado que ese era un tema crítico. De hecho, cuando cambiamos posición con Thed, al final de la segunda vuelta, aproveché para enfriar las gomas un poco más. Sin embargo, en una de las curvas más duras de Nordschleife, explotó repentinamente y me mandó contra el guard-rail. El equipo tuvo un resultado inmejorable al ganar las dos carreras, y poner a Nicky arriba de todos en el campeonato. Ojalá las cosas sigan así y pronto sea mi momento de festejar. Es lo único que se puede hacer en estos casos, seguir trabajando, concentrado, enfocado en cada carrera.”

La próxima carrera será el 25 de junio, en el callejero portugués de Vila Real.