Por su naturaleza, un piloto de carreras nunca quiere ir más lento de lo que puede hacerlo, pero el automovilismo moderno y profesional, tiene reglas algo fuera de lo común, y en algunos casos, hay que ir contra la naturaleza del deportista, en busca de un mejor resultado.

Luego de comenzar el año con un resonante P2 en clasificación en Marruecos, y un podio en la carrera principal de ese fin de semana, Bebu Girolami comprobó en carne propia, el gran beneficio que tiene sumar buenos puntos en la Opening Race, la primera de cada fin de semana de WTCC, en perjuicio de los autos más rápidos en clasificación para el caso que tengan algún problema. Un abandono en Monza y otro en Hungría, en ambos casos cuando era tercero, lo relegaron mucho en los puntos respecto a sus compañeros de Volvo, Nicky Catsburg y Thed Björk y eso lo dejó en desventaja deportiva para este fin de semana en Nürburgring.

Por esa razón, ante la sugerencia del equipo, el bicampeón de Súper-TC2000 optó por ir en una dirección deportiva completamente opuesta a la del holandés y el sueco, resignando sus chances de clasificar entre los cinco primeros, pero apostando a la Carrera Apertura, en la que puede correr sin ordenes de equipo y con chances de intentar la victoria.

Así, luego de la Práctica Libre 2, el equipo Polestar Cyan Racing, le dio libertad de elegir qué camino tomar para la clasificación, y el argentino optó por el Plan B. En la clasificación salió dos veces, una para asegurar un tiempo mínimo que lo pusiera entre los diez primeros, y una segunda para asegurarse un lugar si en los minutos finales era necesario.

La suerte esta vez estuvo de su lado, porque Esteban Guerrieri, quién estaba décimo a pocos minutos del final, mejoró su tiempo y lo dejó en ese puesto, lo que automáticamente significó que quedaba con la Pole Position para la carrera inicial del sábado. Entonces el equipo le dio la información, y automáticamente abortó una vuelta que lo posicionaba provisionalmente en los cinco primeros, y cerró el giro a marcha reducida.

La estrategia de esperar a último momento para salir a pista en ambas oportunidades, funcionó perfectamente, ya que al estar detrás de todos, Girolami sabía si tenía que apretar o soltar más su Volvo S60, lo que hizo que se acomodara con relativa facilidad en el décimo lugar.

DECLARACIÓN DE BEBU GIROLAMI

"Finalmente fui P10, tal como habíamos planeado antes de la clasificación. Para el equipo es muy importante que tengamos un doble resultado este fin de semana, y como en las prácticas vimos que Catsburg es muy rápido en este circuito por toda la experiencia que tiene, el equipo decidió que él fuera por la Pole Position, finalmente fue P2, y yo por la estrategia de grilla invertida, lo que me da la posibilidad de largar primero mañana en la primera carrera. Eso me va a dar la posibilidad de sumar buenos puntos y apostar a avanzar en la carrera 2, ya que Nordschleife es un circuito en el que se puede pasar, sobretodo en las rectas largas que tiene, así que pondremos un setup descargado para poder ir rápido ahí, y si podemos pasar rivales, sería perfecto. Es un circuito que sacrifica mucho los neumáticos, de modo que también pondremos una puesta a punto que no los castigue tanto como en clasificación. Ojalá tengamos dos lindas carreras. Largar dos argentinos, con Esteban, en la primera fila en Nürburgring es una enorme alegría, y con un amigo como él, doble alegría. Seguramente tendremos una linda lucha entre ambos.

La carrera Apertura de WTCC en Nürburgring se largará a las 6:20 AM (hora de Argentina) y a segunda a las 7:45. Ambas tendrán la misma duración, 3 vueltas al circuito de poco más de 25 km y 130 curvas.